Introducción4

Este número es singular: por primera vez los artículos no monetarios superan a los dedicados
a monedas, y lo hacen de modo rotundo. Pero eso no implica –ni mucho menos, como podrán comprobar que los artículos monetarios sean menores.

Presentamos los artículos, como siempre, en orden cronológico en la medida que es posible, empezando por los que se refieren a tiempos más remotos y terminando por los más recientes.

Y de los tiempos más remotos comenzamos nada menos que con cuatro artículos que se centran en los precintos de plomo:

En el primero Tawfīq Ibrāhīm hace una recopilación sistemática de todos los tipos de precintos conocidos –y reconocidos hasta la fecha, que se pueden atribuir al período de la Conquista y el Emirato Omeya en alAndalus. El artículo corresponde a la conferencia que dio el autor en Madrid el 3 de febrero de 2016 en el marco del V Coloquio Internacional “Nuevas perspectivas sobre la antigüedad tardía” (2016). La pérdida de las Hispanias. Ideología, poder y conflicto.

A continuación el mismo Tawfīq Ibrāhīm junto con Sebastián Gaspariño presentan cuatro nuevos precintos atribuibles a alAndalus, Elvira y posiblemente Córdoba.

Y sigue Felipe Agüera, que saca a la luz una variante de otro precinto ya conocido. Que de paso se convierte en uno de los pocos precintos conocidos con decoración.

Antes de llegar al cuarto artículos sobre precintos, y respetando el orden cronológico, Tawfīq Ibrāhīm presenta una importantísima moneda de oro acuñada en el año 105 de la Hégira en alAndalus. Los dinares omeyas del año 105 son muy escasos; los acuñados en alAndalus, desconocidos (hasta ahora).

En el último artículo de esta serie, también de Tawfīq Ibrāhīm, se presenta un importante precinto de plomo aglabí, fechado en el año 254, que cita al emir Muhammad II b. Ahmad (250-261H/864-874dC).

Tawfīq Ibrāhīm y Sebastián Gaspariño presentan uno de los escasos monederos del período islámico andalusí que se conocen. Por la datación de las monedas halladas en su interior corresponde al período del emir Muhammad I (238-273H/
852-886dC).

Sebastián Gaspariño trata a seguido de un curioso y pesado objeto de bronce, probablemente un pinjante, cubierto por una leyenda en la que se inscriben, seguidas, las suras 112 y 113 del Qur’an.

Sigue Rafael Frochoso con una nueva versión de la leyenda que recorre, en una banda, una de las telas andalusíes conservadas en el monasterio de San Zoilo de Carrión de los Condes.

David Francés hace la presentación y estudio de un dírham emitido con fecha 380H y con ceca de alAndalus, a nombre de Hisam II, que se considera acuñación africana de Fez, con discusión sobre las monedas africanas de este período.

Francisco José Navarro trae una nueva aportación a la numismática de los Banu Hud, y presenta tres dírhams atribuidos a Sulayman alMusta’in; ofrece también algunas consideraciones sobre la riqueza y variedad de las emisiones de Sulayman, haciendo especial énfasis en una serie especial de pequeños dírhams de influencia fatimí.

Jaime Pérez y David Francés presentan, en otro importante estudio, siete dinares que, en base a sus leyendas y similitudes, se presuponen acuñados por los Banu Ganiyya en Mallorca en los años posteriores al derrumbamiento almorávide.

Tawfīq Ibrāhīm y Sebastián Gaspariño inician en este número la recopilación y presentación de sellos pendientes andalusíes, casi siempre con inscripción, aunque no siempre se ha conservado legible. Traen una primera tanda de 21.

Y termina este número con un artículo de Salvador Fontenla sobre puñales medievales hispánicos, en el que partiendo de la definición de los distintos tipos de armas blancas presenta una serie de armas o partes de ellas atribuibles a la Edad Media; musulmanas en su mayoría, pero también cristianas, y se extiende en un caso hasta los Balcanes.

Una revista que viene cargadita de artículos.

Que los disfruten.

Mayo 2016