Introducción12

Seis meses después el mundo sigue siendo un lugar peligroso e inestable, pero, en la espera de que pase la tormenta, sigue activo y moviéndose, cada uno como puede. Por nuestra parte hemos llegado al número 12 que esperemos que sea el último producido en “circunstancias excepcionales”.

Lo abre Tawfīq Ibrāhīm con un artículo en el que presenta un precinto de plomo oriental en el que se distinguen con claridad tres líneas de escritura que se analizan de una en una. Es una pieza atribuida al ŷund de Qinnasrīn en la que la única palabra que presenta dificultad es la primera, leída e identificada con un sentido de “el jefe de la tribu”. El autor desarrolla en un meticuloso estudio el significado de esta frase en lo que afecta a esta pieza.

En el mismo campo de los precintos de plomo, pero esta vez de los adscritos a la conquista, Felipe Agüera saca a la luz dos nuevos tipos: una posible variante de una tipología conocida, “daqīq/bāŷa”, y el otro inédito del tipo “qism”, atribuido a Mérida.

Siguiendo cronológicamente en los primeros tiempos de al-Andalus, Tawfīq Ibrāhīm y Sebastián Gaspariño tratan a continuación de los llamativamente abundantes (y sospechosos) dinares transicionales andalusíes aparecidos en la última década y media, con el foco puesto de forma muy especial en una curiosa acuñación que ha pasado de ser absolutamente desconocida a ser llamativamente prolífera: el dinar de Hispania con indición IX.

Dando un giro a los temas tratados, Tawfīq Ibrāhīm presenta dos de los escasos ponderales andalusíes en los que figura indicación explícita de su peso, ambos de buen arte: uno de un tercio de uqīyya y otro de una uqīyya.

Salvador Fontenla complementa el repertorio de ponderales andalusíes con cinco nuevos ejemplares de dinerales o ponderales monetarios: de dinar, medio dinar y cuarto de dinar; tres de ellos, que presumiblemente son del mismo orígen, llevan la palabra “al-Ṣūfī” (el lanero)

Cambiando de escenario –aunque sólo en su orígen- Virgilio Martínez Enamorado y Rubén Lot García Lerga desarrollan el estudio de un soberbio ejemplar de dinar de la dinastía gaznaví, de la ceca de Marw, hallado en un lugar próximo a la localidad de Espera (Cádiz). El dinar fue emitido por el emir Yamin al-Dawla Abū-l-Qāsim Maḥmūd b. Sebuktegīn reconociendo al califa ‘abbasí al-Qādir con la fecha de 393 (1002-1003).

David Francés comienza el espacio dedicado a las Taifas con unas líneas rectificando la atribución de una pieza de un artículo anterior, aprovechando para mostrarnos unas buenas imágenes de las piezas tratadas.

Ya entrando en materia de Taifas, el mismo David Francés junto con Felipe Agüera nos traen dos nuevas monedas handusíes atribuidas a al-Mu’taṣim, de la Taifa de Almería, que se añaden a las muchas variantes conocidas de este rey. Aunque llevan leyendas adecuadas para dirham entero es muy probable que se acuñaran sólo como moneda fraccionaria.

Y, sin abandonar a este rey, David Francés presenta en este artículo un nuevo tipo de moneda de oro (bajísimo de ley, como corresponde a esta época) que se le atribuye.

Por su parte Felipe Agüera presenta una bonita nueva fracción de dinar con ceca Madina Granada del emir Zīrī Bādīs b. Ḥabbūs (429-465H/1038-1073DC) con leyendas concéntricas de tipo fatimí, y fechado en el año 460. Aprovecha para hacer una rigurosa y exhaustiva recopilación de años, variantes y lecturas de las leyendas conocidas en estas tipologías.

Siguiendo con los handuses, pero pasando a las Taifas postalmorávides, David Francés y Felipe Agüera añaden nuevas variantes de handuses a las ya abundantes de Ibn Mardaniš, el rey Lobo, que se ponen en relación con dirhames teóricos, unos corroborados por los hallazgos y otros todavía no, pero sirviendo una vez más para poner en evidencia la inaudita variedad de tipos acuñados por este Emir.

Salvador Fontenla y Rafael Frochoso tratan en un concienzudo artículo de ofrecer luz en el proceloso ámbito de las cecas almohades intentando realizar una identificación lógica de buena parte de la abundante cantidad de cecas que no nos ha sido posible leer hasta ahora. El análisis se ha dividido en tres opciones de lectura: asimilable a alguna ceca conocida pero con errores y deficiencias en la escritura, legible pero no identificada y de deficiente grabación que la hace casi indescifrable.

En otro enjundioso artículo Tawfīq Ibrāhīm tratar de discernir cómo la ideología pudo incidir o no en la valoración y uso del arco. A partir de aquí se hace un estudio detallado de sus diferentes usos, distintas tipologías y del contexto ideológico en el que se utilizaron.

Terminamos con un artículo de Sebastián Gaspariño en el que continúa la presentación de biografías contenidas en la Takmila de Ibn al-Abbār que aportan información histórica o geográfica de alguna relevancia. Este artículo es el cuarto de una serie aparecida en sus tres primeras partes en la revista al-Mulk, pero que por motivos organizativos de dicha revista es más conveniente completar aquí.

Y lo de siempre: continuará…

¡Suerte para todos!

Octubre de 2020